Artículo por M.C. Karla Patricia García Cabello, maestra en ciencia de las plantas con especialización en fisiología vegetal



¿Qué es la hidroponía? ¿Qué beneficios nos brinda?



Con el paso del tiempo los recursos en el planeta se han reducido mientras que la población mundial aumenta. Esto se traduce en el aumento de hambruna mundial, disminución de espacios para producción de alimento y menor disposición de recursos naturales como el agua. Mismo recurso tan vital para la vida humana como para la producción de alimentos. Es ahí donde empieza la pelea y preocupación: ¿Usamos los recursos para abastecer a la población o para su alimentación? ¿Priorizamos el uso de espacios para cultivos o para ampliar la ciudad? ¿Priorizamos el uso de agua para la sociedad o para el riego de los cultivos que la va alimentar?


Actualmente la tierra cuenta con alrededor de 7 mil millones de habitantes. Esta cifra aumentará rápidamente hasta los 9 mil millones. 


¿Cuál es el problema con el aumento poblacional? Científicos a nivel mundial han reconocido que no existen los recursos suficientes en el planeta para la producción de alimento requerido para específicamente esa cantidad de personas.


En un intento por buscar nuevas alternativas para la producción de alimentos surge el interés y la toma de fuerza en la técnica de producción hidropónica en la agricultura. ¿Qué es la hidroponía? Es una técnica agrícola en la que las plantas son producidas mediante el uso de una solución de nutrientes sin necesitar del suelo o tierra. En esta técnica el suelo es reemplazado por sustrato, el cual puede ser cualquier tipo de material inorgánico u orgánico que permita la toma de nutrientes por las plantas. Estos son suministrados a la planta en una solución constituida por agua y nutrientes de origen orgánico (composta líquida) o inorgánico (químicos solubles). 


¿Cuál es el beneficio? La técnica hidropónica hace que las plantas sean abastecidas a través de una receta, producto de una exhaustiva investigación en la cual se han estudiado los requerimientos nutritivos para diversos cultivos, aumentando la producción por área en comparación al cultivo tradicional. A su vez, el agua utilizada puede drenarse y re-utilizarse durante todo el ciclo del cultivo, haciendo posible el ahorro de hasta un 90% del agua. También otra ventaja es la ausencia del uso de suelo. Esta permite sembrar en suelos infértiles, así como la creación de granjas verticales, en las cuales estantes multiniveles son usados para la producción de hortalizas pequeñas, haciendo uso máximo del espacio como nunca antes se había visto en la agricultura tradicional.


En México, la hidroponía empieza a dar sus primeros pasos, sin embargo, aún falta mucho por avanzar. Es necesario realizar una evaluación de los métodos en la actual producción de alimentos y en la formación de las siguientes generaciones de agricultores para que tengan las herramientas que permitan combatir los problemas que se avecinan. Es muy importante generar la curiosidad en la sociedad por la producción de sus propios alimentos en casa, esto creará y desarrollará una sociedad más proactiva, competente y responsable.